«Una mujer no tiene que ser la versión del bien» Laura Benítez, creadora de WikiGrillas

Para esta comunicadora, ser grilla significa ser una mujer auténtica, que no teme a ser juzgada, que le encanta ser mujer, y que se goza su personalidad sin renuncias impuestas desde afuera.

Narra - Sexualidad

2018-02-24

«Una mujer no tiene que ser la versión del bien» Laura Benítez, creadora de WikiGrillas

Si usted es una de las personas que cree ofender a una mujer llamándola grilla, o puta, gorda, bruja, loca, machorra, feminazi, fea, bruta, vieja o tantas otros calificativos cargados de odio, le cuento que existe un grupo en Facebook fundado en Medellín, en donde un poco más de 3 mil personas le han dado la vuelta al significado popular de esos términos y ahora los han vaciado de tanto odio y estigmatización y los lucen con orgullo, sin vergüenza y sin culpa, se divierten y se han liberado de los prejuicios asociados a esas palabras.

Como en un juego de niños; la imaginación y la creatividad  priman para darle un sentido y una razón diferente a todo esa mar de palabras que por décadas o hasta siglos nos han sitiado a las mujeres en todos los espacios que habitamos, públicos y privados, y que han permanecido, se han perpetuado y adquirido hoy, aires de matoneo.

Hoy estoy en un café en el Poblado, en la ciudad de Medellín, conversando de este tema con Laura María Benítez, fundadora de WikiGrillas, una comunidad de Facebook creada en agosto de 2017. Una comunidad que crece y parece no tener fronteras demográficas, políticas ni sociales. Laura es Pereirana de nacimiento y paisa por todo lo demás. Comunicadora Social de la Universidad Eafit, treintañera, una mujer que se mueve como pez en el agua en las redes, creativa y estratega digital.

De su rostro, asoman uno ojos grandes que no necesitan delineador, su sonrisa en cambio también es  generosa, gigante. Su voz es dulce pero enérgica. No pierde de vista nunca su celular, como buena community manager. Habla con fluidez  y escucha, es de esas amigas con las que puedes pasar horas hablando de todo, llorar, reír y conspirar. No le gustan las fotos, no posa para ninguna, lo de ella es la espontaneidad. Tiene una empresa de accesorios que lleva su nombre. Practica yoga todas las mañanas para canalizar esa energía que le brota por cada centímetro de la piel, ama la música como nada en el mundo y aborrece el maltrato, la pereza y las injusticias. feminista y adicta a Spotify.

Antes de comenzar la entrevista hace un intento por peinarse y se pone un poco de labial para que Felipe, su novio, tome algunas fotos desprevenidas para este perfil. Estoy frente a una Julia Roberts Millenial.

¡A ella le gusta la gasolina, dame más gasolina!

Laura ha sido reguetonera toda su vida. Ha puesto a perriar a sus amigos rockeros y hipsters. Su vida es una fiesta. Alegre, habladora, amiguera y bailarina. “Soy la grilla del parche” afirma con una risa contagiosa. Lejos de portar ese adjetivo con vergüenza, lo asume como un sinónimo de empoderamiento femenino, originalidad y libertad. Ella, como tantas otras mujeres y hombres, se ha dado cuenta que el lenguaje es una cuestión de poder, y que cada uno puede revestir las palabras de poder contaminante o poder sanador. Ella lo tiene claro, y prefiere dar a las palabras una identidad positiva, transformadora. “Creo que tenemos derecho a expresar lo que somos, todos, cada uno tiene ese derecho” agrega Laura.

Para esta comunicadora, ser grilla significa ser una mujer auténtica, que no teme a ser juzgada, que le encanta ser mujer, y que se goza su personalidad sin renuncias impuestas desde afuera.

Se casó a los 25 años y fue víctima de maltrato psicológico. Asumió ese momento como una situación de aprendizaje que le sirvió para mirar hacia adentro, replantear su vida y seguir adelante. De eso han pasado 5 años, y hoy está al frente de WikiGrillas, una comunidad de Facebook con 3.129 miembros entre mujeres y personas que se identifican dentro de la comunidad LGBTI, y decenas de nuevos aspirantes por aceptar a diario. De variadas edades, profesiones, artes y oficios. Personas de todo el país e incluso de afuera, conforman esta familia virtual diversa.  Todos comparten la necesidad  de expresar su individualidad y su humanidad sin ser etiquetados o señalados de esto o aquello. A Laura le dicen Pluma Blanca o la Grilla mayor de cariño y ella trata a sus nuevos amigos como “muchis” y “muchachis”.

 

¿Cómo nace WikiGrillas, cuáles sus objetivos y planes?

Laura pertenece a varios comunidades de mujeres. En ellas, sintió un ambiente impersonal, donde muchas veces las cosas se limitaban a lo transaccional. No sentía magia, la alegría a la que está acostumbrada. Decidió abrir el grupo para mirar qué pasaba, sin un propósito diferente al de “parchar” y chacotear con su gente.

Nunca pasó por su cabeza el alcance que iba a tener el grupo, no solo por el número de personas, sino por el tipo de relaciones humanas que se iban a construir y el nivel de reflexiones y reivindicaciones de los que está siendo testigo.

Al principio entraba todo el mundo, con el tiempo y  considerando las historias de vida que allí se compartían, decidió revisar con más cuidado el ingreso de nuevos integrantes. Y como es natural, luego vinieron los filtros para controlar las publicaciones, el número y el contenido de éstas. No hay un manual de convivencia pero por principio inviolable no se devela la identidad de nadie que esté fuera del grupo, ni se habla de otras comunidades de mujeres con intención de compararlas, porque Laura tiene claro que cada uno de estos grupos tiene su estilo, sus objetivos y sus reglas claras. Así mismo, se realiza un trabajo consistente por medio de campañas para evitar hacerse daño entre los mismos integrantes con cualquier tipo de comentario. Los prejuicios y moralismos quedan por fuera. Actualmente Laura se apoya en dos moderadores que realizan este trabajo.

Es una comunidad de apoyo conectada a través de historias, donde sus integrantes han encontrado una suerte de libertad en la manera de expresarse, de comunicarse entre sí. Un espacio donde se rescata algo ya perdido por los afanes de la vida: el arte de conversar, de darle pause a lo cotidiano y escuchar, comprender y atender al otro; y hacerlo a través del amor, el respeto y la empatía. “Es una terapia para mí, y sé que para muchos también” me cuenta Laura.

WikiGrillas es un espacio donde se izan banderas de resistencia, de rebeldía genuina, donde literalmente se llora, se ríe a carcajadas, se aplauden las historias de amor y desamor, se están tejiendo amistades reales que están legitimizando una nueva forma de ser mujeres reales, mujeres sin miedo, capaces de construir otras realidades que les permitan amarse tal y como son.

Por eso, las crónicas grillísticas son el producto por excelencia de WikiGrillas, narrar la vida en medio de las adversidades o los triunfos, contarse, una y otra vez, hallar una voz que te aliente, que te anime, encontrar una mujer que te tienda la mano en una dificultad o que te ayude a develar algo. WikiGrillas no es un lugar de paso, es un lugar para quedarse, aportar, transformar y sentirse orgulloso de ser feliz sin culpas.

Mientras que todo este movimiento está impactando fuertemente a muchos de sus integrantes, Laura no cierra las puertas a que esta comunidad se convierta en un ejercicio de reivindicación de derechos y de libertades, derivándose quizá en un proyecto de impacto educativo de mayor alcance. Sin duda, WikiGrillas tiene madera para eso y para mucho más.

A modo de adenda, le invitamos a que haga parte de este propósito: deponga las armas del acoso y la violencia. Tenga cuidado la próxima vez que califique a una mujer de Grilla, quizá lo que usted crea una ofensa se haya convertido para ella en su palabra favorita. 

#GrilliPower #GrilliProud.

Fotografías por Felipe Alarcón Correa.

( 3 ) Comentarios

  1. Tal cual es Laura!

  2. Eso de que no hablan de otras “comunidades” debería de investigarlo mas a fondo el periodista de esta nota! Esta bien que quieran ser autenticas y cada quien esta donde quiere estar, pero eso de tratar de pormenorizar otros grupos y sus creadoras no es tan bien hecho! Fin! Feliz dia!

    • Paulisss, precisamente porque se le debe respeto a esos grupos no se habla de ellos dentro de la comunidad WikiGrillas. Con ese comentario no se pretende pormenorizar, al contrario, Laura destaca la esencia de cada uno de ellos e invita a no hablar de ellos de maneras inapropiadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Catalina Vélez Velasco
Comunicadora, tía soltera y fetichista de libros.