Alerta Roja en América Latina

La mala gestión estatal, el silencio de la comunidad internacional, la carencia de políticas públicas sostenibles y el carácter simbólico de los acuerdos internacionales, hacen necesaria una alternativa para hacerle frente al desastre ambiental.

Opina - Ambiente

2018-03-19

Alerta Roja en América Latina

Latinoamérica al borde del deterioro ambiental ¿Qué están haciendo los Estados y la comunidad internacional? Bogotá, intenta reponerse de la crisis ambiental y sanitaria desencadenada por la huelga de trabajadores de la empresa de Aguas del distrito, situación que cubrió sus calles con montañas de basura, alrededor de 3000 toneladas. Si bien la situación parece estar “controlada” este episodio deja entrever no solo la falta de planeación, gestión y eficiencia de la alcaldía, lo que se traduce en una mala administración sino también la vulnerabilidad ante la cual se encuentra Bogotá a causa de la inexistencia de un plan de contingencia para hacerle frente a situaciones futuras.

Mientras tanto Santa Victoria, un pueblo de Salta en Argentina sufre las nefastas consecuencias de la crecida del rio Pilcomayo, el cual se desbordó a finales de febrero del presente año, ocasionando no solamente una fuerte inundación sino también el aislamiento de su comunidad a causa de la ruptura de la ruta 54, única vía de acceso. Hoy amenaza con volver a desbordarse, obligando a sus habitantes a evacuar.

Por otro lado, Ecuador lucha por proteger el parque nacional Yasuní de la explotación petrolera, los ciudadanos ecuatorianos manifestaron su rechazo en la consulta popular, sin embargo con esto solo se logró reducir el área de explotación, ya que todavía hay 300 hectáreas que serán explotadas. Entre tanto en Brasil, el panorama no es nada alentador, el presidente Michel Temer mediante decreto dispuso cerrar  la reserva nacional “Renga” para permitir la exploración y explotación de minería en el Amazonas.

La crisis ambiental merece atención, atravesamos una delicada situación producto de las prácticas agresivas a los ecosistemas: desforestación, contaminación, cambio climático, agricultura, caza furtiva, pesca, etc. ¿cuál ha sido la actuación estatal frente al tema? ¿por qué el medio ambiente no forma parte de la agenda política? ¿qué hacer cuando los intereses de los gobiernos no solamente priman sobre el medio ambiente sino que además se contraponen a este? ¿qué rol ha desempeñado la comunidad internacional ante la alarmante situación?

La actuación de los Estados Latinoamericanos ante la crisis ambiental no solo ha sido pasiva, sino también contraria a dichos propósitos. Los Estados no solo tienen la particularidad de estar obligados por ser parte de las organizaciones internacionales y de los tratados suscritos que protegen el ambiente, sino que también se ven obligados por su derecho interno, por la adopción de los mal llamados derechos de “tercera generación” en sus textos constitucionales.

El derecho a gozar de un ambiente sano, es considerado un derecho residual, sin embargo, es un derecho fundamental por estar estrechamente relacionado con el derecho a la vida digna. Luego las obligaciones de respeto, protección y garantía que deben cumplir los Estados para asegurar la vida digna de sus nacionales no se cumplen. Dándole prioridad a otros aspectos, como ocurre en Colombia y Brasil, en donde se obvian los efectos adversos de la minería en aras del beneficio económico. La mala gestión estatal, el silencio de la comunidad internacional, la carencia de políticas públicas sostenibles y el carácter simbólico de los acuerdos internacionales, hacen necesaria una alternativa para hacerle frente al desastre ambiental.

Es momento de prender la alerta roja sobre la crisis ambiental y tomar acciones. Como lo esta haciendo el gobierno de Chile mediante la ejemplarizante creación de una reserva natural en la Patagonia chilena de unas 4,5 hectáreas. O como lo hizo la ciudadanía Colombiana, que ante la omisión estatal interpuso la primera tutela sobre el cambio climático en América Latina.

Es preciso abandonar la visión antropocéntrica del ser humano y concientizar a la sociedad sobre su deber de exigirle al Estado y a la comunidad internacional cumplir con sus obligaciones de garantizar un ambiente sano y proteger la biodiversidad ecosistemica.

 

 

( 1 ) Comentario

  1. ReplyLuz Delia Caballero Vega

    Cada vez que surgen artículos sobre medio ambiente, tengo sensacioes de desánimo, pero también de esperanza, este articulo me vio a hechos que motivan, de saber que hay quienes luchando con buenos resultados para proteger nuestra “Casa”, me alegra particularmente la noticia sobre Colombia, sin embargo se deja entrever la lucha de las personas, desde los Colegios, con los proyectos PRAE, entre otros, creando conciencia y llevando a la acción, opacada, aplastada por políticas e intereses económicos…
    Pero mi lema ” El medio ambiente me corresponde, soy responsable de el haré lo que este a mi alcance para protegerlo” gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Camila Montoya
Abogada, columnista, literata.