Alcalde, usted nos engañó

Opina - Política

2017-06-03

Alcalde, usted nos engañó

Ser Uribista, Santista, hincha del América o de Millonarios no tiene en principio nada malo, cuando se hace de manera franca y frentera, reconociendo lo que se piensa y quiere, puede llegar a ser hasta un acto de gallardía. La ofensa se encuentra en la mentira, en el disimulo y la pose teatral para ganar votos en un país donde los políticos creen que a los ciudadanos nos gusta comer promesas y engaños.

Que “Fico” sea uribista y comulgue con los postulados ideológicos del ex-presidente, no representa de primera mano una traición, él tiene derecho a creer y expresar lo que le parezca, pues aún no está penalizada la apología al uribismo, como si lo está la muy parecida al nazismo. Lo que es una afrenta a quienes lo apoyamos y respaldamos en su campaña, es el acto de fingir que a cualquiera ofende, pues nos llevó al clímax en elecciones para luego dejarnos frustrados al enseñarnos quién realmente es y lo que cree.

Alcalde, esto no es un juicio a su actuar en la administración que ya es bastante débil y cuestionado, sino más bien un ejercicio de catarsis frente a quien dijo ser un candidato independiente y no lo es. Sin embargo, debo confesar que al mejor estilo de Juan Manuel Santos supo engañar a su electorado, lo manipuló y convenció de falacias que asumimos como verdades.

Explotó la falta de credibilidad de los jóvenes en la clase política tradicional, y al asumir el poder dio la espalda a lo que pregonó cuando no vio la necesidad de fingir más.

Imagen de Twitter

Usted no es independiente Alcalde, su filiación política (si es que así se le puede llamar) está bastante clara, y eso nos lo dejó ver en sus palabras desde que ganó las elecciones, durante el proceso de Paz, en sus “casuales” reuniones con el expresidente, en su regaño al director del Área Metropolitana cuando le dijo que “No tiene nada que estar haciendo en temas de paz”, en su más reciente desplante a la Paz cuando dejó plantados a los asistentes de un foro sobre Región y Paz, y en su estilo caudillista de gobierno muy parecido al de su ídolo, que hace mucha bulla, pero que no ha dado resultados claros, lo que queda en evidencia con el fracaso hasta de su política de seguridad.

Así que lo único que nos resta pedirle, es un poquito de coherencia, y regalarle para la vida esta frase del académico José Luis Osorio: “la coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace, es la única carta que nos queda para dignificar el ejercicio político en un país donde la línea que separa la política de la politiquería, se hace borrosa”.

Coherencia, entre un candidato que dijo ser independiente y un Alcalde que es uribista y atado a las empresas, que dijo ser de los jóvenes pero no nos escucha, llegando a exponernos cuando lo criticamos como lo hizo en la campaña del plebiscito, que dice estar comprometido con la Paz, pero da la espalda y no asiste a nada que tenga que ver con el tema, que solo habla de Paz en el estadio mientras asesinan líderes sociales en los barrios.

Coherencia Alcalde, le falta mucha y se necesita en la ciudad ¿Será mucho pedir?

 

( 11 ) Comentarios

  1. Me parece que el alcalde ha hecho las cosas bien, buen mandatario. Como les arde en esta página que el pueblo sea uribista

    • No duele que sean de extrema derecha, duele que las bandas de Medellín, antes “convivir”, sean perseguidas por nuestro alcalde y que al mismo tiempo éste simpatice con quien hace 20 años las conformó

    • El pueblo uribista??? Hay muchos que hace mucho tiempo tenemos los ojos bien abierto y nos dimos cuenta que uribe es un corrupto y un criminal.

  2. Alex Florez Hernandez, desde cuando no se puede discernir?

    Yo tambien estoy de acuerdo con el Proceso de Paz, pero es de lógica que ellos tienen que cumplirle al país primero y ojala entregaran todo su capital, cosa que obviamente no van a hacer….

    Y el hecho que Uribe publicara este vídeo (donde le responde al descarado de Samper), no le quita legitimidad a lo dice Federico, ni mucho menos lo hace un militante del Uribismo.

  3. Replyjorge mario sierra

    Los “tolerantes de la paz” exigiéndole a los intolerantes que no la apoyan. Jejeje que pacíficos son. Deje así y dedíquese a escribir sobre reggeton.

  4. ReplyJuan Ramiro Escobar

    Después de ver los cojones de Federico de hablar de frente a Samper y a Alape y sus argumentos de porque no se presentó a esa patrañan, me considero FEDERIQUISTA.

    Después de leer a Alex Florez, le digo, por favor tenga coherencia y deje de ser fanático. Piense que no todos los pacifistas debemos ser ciegos e idiotas útiles. Tenga coherencia Alex.

    Además viendo su profesión, la universidad de donde sale y su escrito, creo que su único anhelo es cumplir la mayoria de edad para postularse a un cargo donde pueda trabajar como mercenario para poder vender su opinión se por mermelada.

    Alex su gran dolor es no poder haber sido parte de la torta de maria luisa de este país, donde la mermelada se pone en la mitad y se cubre con ella. Estoy seguro que cuando cumnpla la mayoria de edad se pone un letrero en la frente donde diga, SE VENDE AL MEJOR POSTOR

  5. Saludos, le falta más coherencia a las FARC, pues no han dejado las armas y ya están haciendo proselitismo político, y quien invitó, Samper, tiene rabo de paja. Aún estamos en un país libre y somos lobres de ir donde se quiera, una invitación se acepta o se rechaza.

  6. Le respondo al “empeliculado con la paz” que mas bien es un apendejado que cree que si no se le hace venia a los narcoasesinos entonces no seremos nación.

  7. Claro, corto, contundente y cierto. A los uribistas que se rasgan las vestiduras con el artículo, los invito a un cursito de comprensión lectora. El escritor no está criticando que el Camaján sea uribista, está criticando que haya dicho una cosa y ahora haga otra. Al mejor estilo de Santos, sí, así, igual que cuando los engañó a ustedes. 😉 Me dirán guerrillero en 3, 2, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alex Florez Hernandez
Empeliculado con la Paz, comprometido con la política y apasionado por el Derecho. Cuasi Abogado de la Universidad de Medellín, Representante de los Estudiantes de la misma Universidad y Representante de los Estudiantes de Colombia ante el Consejo Nacional de Educación Superior CESU.