Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras

Le preguntaría por qué no renunció a pertenecer al gobierno Santos teniendo tantas discrepancias en lo referente al proceso de paz.

Opina - Política

2017-10-25

Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras

Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras no le diría que lo odio, pero me aseguraría de que supiera que me produce un profundo asco, no solo por ser lo que es, sino por todo aquello que representa.

Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras, le recordaría que él sin su apellido no sería absolutamente nadie. Que gracias a su abolengo es que tiene la nefasta oportunidad de llegar a la Presidencia, o por lo menos aspirar a ella.

Le increparía por su decidida traición a un gobierno del cual se valió para obtener los más jugosos réditos políticos, abusando de su privilegiada posición de ministro y después Vicepresidente, para hacer una muy larga y desleal campaña electorera, comprando votos y conciencias con casas y puentes como si estos salieran de sus bolsillos.

Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras le diría mirándole a los ojos que por dirigentes como él es que Colombia muy a pesar de sus incalculables riquezas sigue siendo un país del tercer mundo, condenado a que el 70% de su población viva –o sobreviva- en medio de la pobreza.

Le preguntaría por qué no renunció a pertenecer al gobierno Santos, teniendo tantas discrepancias en lo referente al proceso de paz, pudiendo irse desde el principio a embolarle los zapatos a su mentor Uribe, y mostrar al menos, si no decencia, por lo menos un poco de coherencia.

Le gritaría en su propia cara que es un cínico, un descarado del peor calibre, por reconocer en entrevista con la mayor desfachatez, que siempre estuvo en campaña durante sus siete años en el gobierno, y que su mérito es nunca haberlo ocultado. Es decir que ahora tenemos que darles las gracias a los bandidos por no ocultarnos nunca sus maléficas intenciones de robarnos el celular en la calle.

Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras, identificaría muy bien mis posibles vías de escape, previendo el coscorrón que se viene, producto de su irascible temperamento, y de su despreciable manera de tratar a quienes no le tragamos entero todas sus falacias y manipulaciones.

Por personajes como Vargas Lleras es que una parte muy importante de la población colombiana muerde siempre el mismo anzuelo, resultado de los bajísimos niveles de escolaridad y conocimiento, y termina siempre eligiendo en las urnas a los mismos corruptos de siempre.

Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras le haría saber de mi desprecio y del desprecio de miles de colombianos que aborrecemos su soberbia y su desdén. Le haría saber que estirpes como la que él muy bien representa, es justamente la que jamás podrá representar a un pueblo entero necesitado de soluciones prácticas y decididas a los incontables problemas que le aquejan. Le haría saber que Colombia no lo necesita a él ni a ninguno de los delfines, que en mala hora los dueños del poder en Colombia nos dejaron para que continuaran con su zaga de saqueo y corrupción.

Si yo tuviera en frente a Vargas Lleras le repetiría hasta el cansancio que Colombia no necesita egos inflados como el suyo, gritos exasperados como los suyos, coscorrones arbitrarios como los suyos, traiciones como las suyas, oportunismos como el suyo, corrupción como la suya.

Le recordaría su muy cercana relación con siniestros personajes como Kiko Gómez, artífice del desfalco a La Guajira y directo culpable de la hambruna que ha matado a miles de niños en esta región olvidada del país. Le recordaría que él también es culpable por la muerte de estas miles de vidas inocentes que se nos han escapado por esa maldita corrupción que Vargas Lleras representa.

Le recordaría también que su partido Cambio Radical, aunque se empeñe en negarlo, es una de las organizaciones políticas –y criminales- que más investigados y presos tiene por parapolítica y corrupción.

Pero si tuviera en frente a Vargas Lleras sé muy bien que no le importaría nada de lo que yo le pudiera decir, ni lo que nadie le diga, porque él al igual que su patrón Uribe creen que están siempre por encima de la ley y del escrutinio de los colombianos.

Ya veremos en próximos días el abrazo fraternal entre Vargas Lleras y Uribe, y sellarán su macabra alianza para perpetuar su larga estela de violencia, corrupción y desdén, en contra del mismo pueblo ingenuo que con sus propios votos los elige.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mauricio Pérez Moreno
Defensor de la educación como único método confiable para la resolución de nuestros conflictos sociales. Amante de los libros de historia y adicto a los cubos Rubik. Treinta y cinco años tratando de entender a Colombia sin mucho éxito. Convencido de que La Verdad, aunque se halle escondida debajo de las piedras, nos hará verdaderamente libres.