Quiero pertenecer al Centro Democrático

Señor lector, ¿usted qué cree que me falta para poder ingresar a la élite política más resistente del país?

Opina - Política

2018-08-19

Quiero pertenecer al Centro Democrático

Quiero pertenecer al Centro Democrático. Quiero hacer parte del grupo de las grandes oportunidades. Quiero ser presidente del Congreso aun sabiéndome denunciado penalmente por presunta falsedad de mi diploma de bachiller, y leer ante líderes internacionales, cualquier pedazo de escrito que haya hecho en favor de la misma organización que me permitió leerlo. Quiero sentir el fulgurante patriotismo colonizador que se apoderó de María Fernanda Cabal cuando dijo que si uno pone a trabajar a los negros se agarran de las mechas1. Quiero reducir a la diversidad cultural y étnica de nuestro país al punto que se merecen.

Quiero creer que volveremos a la seguridad absoluta a través de la guerra perpetua. Quiero acariciar la naturalización de los problemas, la insensibilidad ante el pobre, el asco ante el desprotegido y la admiración ante el corrupto. Quiero sentarme en el congreso e irme cuando se me dé la regalada gana. Quiero solamente escuchar al viejo sensei de la política colombiana, al dios de dioses.

Quiero encajar en las reuniones secretas. Reírme de cómo mis contrincantes ceden a mi guerra sucia, amenazar a mis cochinos y miserables detractores. Quiero poder citar sin escarmiento a Pinochet y Videla, decirle terrorista y guerrillero a todos los de izquierda, y avalar el paramilitarismo bajo la premisa de la protección y el elitismo. Quiero aprender a eludir cuestiones legales y crear entramados jurídicos para escaparme de cualquier desliz criminal al que infrinja. Quiero delinquir de vez en cuando.

Quiero poder crear falsas noticias para mi beneficio individual sin ninguna responsabilidad, y anclar el ideal del progreso en el corazón de todo aquel que defienda su tierra y biodiversidad, aunque eso les cueste que su corazón se desangre, o que sus peces salgan negros del río por tanto petróleo haber consumido.

Quiero reírme en la cara de las víctimas del conflicto armado cuando hagan intervenciones en el Congreso, no escuchar nada de lo que dicen, salir del recinto donde ellos se encuentren, hacerlos sentir menos por el hecho de ser pobres y ser víctimas, y enarbolar mi nombre en lo más alto con el simplísimo argumento de ser rico, honorable, y hacedor de las leyes y dinámicas que necesita la plebe desconocedora de sus situaciones sociopolíticas.

Quiero tener ese signo, esa honra, esa interesa, ímpetu, orgullo y lujo de codear con el padre de padres, deidad de deidades, sublime de sublimes, perenne de perenne, inmarchitable por entre propio o ajeno cuerpo, ya sea en la presidencia o en las curules del Congreso.

Eso sí, quiero entrar al Centro Democrático para tener mi propio historial político. Quiero alcanzar a actuales senadores como John Harold Suárez, con algo más de 160 procesos en su contra. O como Obdulio Gaviria, que tiene 8 procesos penales abiertos por la Corte Suprema, entre los que se encuentran paramilitarismo, calumnia e injuria.

Díganme cómo, por favor, que hasta ahora no puedo. No me dan las tajadas. Porque quiero ser del Centro Democrático para poder hacer con este país lo que quiera, pero ingresar a ese grupo selecto es un proceso difícil de llevar a cabo. Señor lector, ¿usted qué cree que me falta para poder ingresar a la élite política más resistente del país?

 

( 7 ) Comentarios

  1. ni de riesgos …

  2. Para empezar, puede comprarse una motosierra

  3. Qué indignidad la de esta sociedad y que indignación produce esta secta de malandros abusadores y nocivos personajillos que nos tienen paralizados e impotentes . Algo podremos hacer los otros 30 y pico de millones que no votamos por ellos

  4. Es una descripcion muy aproximada al eterno fenomeno de la realidad politica de este pais, solo exacerbada por lo medios masivos modernos. Las adicciones legales como el slcohol, el humo y demas hundieron la conciencia en la apatia alimentando estos moustros enfermos de falsa gloria y poder.

  5. La pregunta final es sencilla de contestar: ármese a través de su vida de un prontuario voluminoso, en donde por lo menos este sindicado de masacres, paramilitarismo, asesinato de testigos en su contra, persecución a las instituciones, a sus opositores y haber tenido bajo sus ordenes, a una gavilla de por lo menos 30 corruptos y bandidos. Así de simple !

  6. Sin mencionar que estando de Presidente, puedes aliarte con tu ministro de Agricultura y hacer que tu finca reciba $4.300 millones de pesos en subsidios del estado. Además que con terrenos baldíos de la nación tu finca crezca en más del 25%. Puedes además tener un par de hijos que no son mantenidos y compran un terreno en inmediaciones de la Zona Franca de Mosquera y después lo vendan ganándose solo el 3000%. Por eso es que nunca le comeré cuento a este corrupto.

  7. Plasman ustedes la verdad negra de mi patria. \

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hernán Muriel Pérez
Comunicador social - Periodista, Redactor-Editor, Fundador de Cofradía para el cambio - Copec