Putin y Trump: la diferencia es del cielo a la tierra

Existe una serie de hechos, acontecimientos, actitudes y comportamientos que marca la diferencia entre los actuales presidentes de los dos países (Rusia y EE. UU.). Entre estos dos mandatarios hay profundas diferencias.

 

- Internacionales

2019-01-02

Putin y Trump: la diferencia es del cielo a la tierra

Putin y Trump son dos hombres con mucho poder, pero se ubican en las antípodas. Veamos algunas diferencias entre Putin y Trump.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, es un estadista a carta cabal, un patriota como el que más, un caballero por excelencia. El dirigente ruso es talentoso y polifacético. Ama el judo.

Además, es un hombre que piensa con cabeza fría. Putin sabe relacionarse diplomáticamente con todos los países del orbe, según sean las circunstancias.

Los rusos lo aman, y se sienten orgullosos de él, tal como lo reveló la escritora y periodista estadounidense Lisa Dickey.

La mayoría del pueblo ruso aprueba la gestión de Putin. Ha logrado interpretar el sentir y conectar con el pueblo ruso, atributos indispensables en cualquier líder político.

Por el contrario, el presidente de EE. UU., Donald J. Trump, tiene bajo apoyo popular. Él se comporta como una persona políticamente incorrecta.

Aseguran que Trump es adicto a la televisión; el mandatario estadounidense no llena de libros su soledad. Tampoco le tiembla el dedo pulgar para reaccionar con sus tuits en la red social del pajarito azul.

Y no solo eso, Trump actúa como alguien propenso a la falta de precisión en lo que manifiesta.

Lo consideran la encarnación de la palabra posverdad, debido a su falta de rigor en lo que expresa. El mandatario estadounidense ha divulgado cantidad de inexactitudes.

The Washington Post se ha consagrado a contar cada una de las imprecisiones que, según el medio estadounidense, difunde el presidente de los norteamericanos. La cadena CNN garantiza que el mandatario estadounidense difundió información que faltaba a la verdad 83 veces en un solo día.

Afirma el periódico norteamericano que Trump divulga información imprecisa en promedio siete veces al día en público.

Con respecto a las relaciones diplomáticas con México y América Latina en general, el presidente Trump se muestra como una persona obsesionada con la construcción de muros; luce como eso: como un constructor de muros, en lugar de puentes.

Afortunadamente, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, tiene cuidado al hablar; mantiene suprema prudencia a la hora de dar declaraciones.

También, sabe para qué sirve la cabeza. Es un constructor de relaciones sólidas entre su pueblo y los demás pueblos del orbe.

A fin de cuentas, vivimos en un mundo multipolar. Por eso, la diferencia entre Putin y Trump es del cielo a la tierra.

 

Fotografía cortesía de RTVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fernán Medrano
Bloguero. Opinador. Autor en Amazon, Google Books. He colaborado con Las2orillas, webs de HispanTV, TeleSurTV, Escritores.org, Aporrea, Nodal.