Medellín, ¿qué tenés, querida?

¿Qué te pasa, Medellín?, ¿qué les pasa a los salvajes que matan y se esconden en ti? El 30 de diciembre acumulaste 623 muertos. 

Opina - Cultura

2019-01-02

Medellín, ¿qué tenés, querida?

Tus laderas, calles, andenes, bares, casas, edificios, parques, árboles: cada centímetro de tu piel está sangrando. Suenan dos tiros o tres o cuatro o todo el tambor. El motor de una moto ruge. Después de minutos, suena una sirena. La escena, como en las películas, es la misma: una cinta amarilla de peligro que rodea las calles aledañas donde quedó tirado el difunto (o los difuntos), hombres vestidos con trajes blancos, fotógrafos (de esos que no respetan la memoria de los muertos) intentando encontrar el mejor ángulo para la portada del Q’hubo del siguiente día, una luz de color rojo que se estrella contra las fachadas, y murmullos: los del por qué, los de hasta cuándo, los de se lo merecía.

Esa escena, según las cifras entregadas por el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia de Medelín, (SISC), se repite cada trece horas. ¡Cada trece horas hay un muerto que recoger en Medellín! Cada trece horas una mamá se entera que a su hijo le arrebataron la vida. Cada trece horas una funeraria desempaca un ataúd (por una muerte violenta). Cada trece horas un disparo da en una cabeza o en un corazón.

Cada trece horas… Medellín, está sangrando. Demostrado queda que un helicóptero, con una lucecita —como el lucero que menciona la religión— y villancicos, no alcanza para detener tus disparos ni tu sangrado.

¿Por qué ese afán de borrar el pasado criminal que dejaron tus traquetos?, dime, Medellín, ¿acaso no se dan cuenta tus dirigentes políticos que así se alimenta la curiosidad de los que no van a tener museos para conocer el horror que dejaron Pablo Escobar y otros indignos personajes, que muchos niños solo van a escuchar la historia por parte de directores de cine extranjeros? ¡No hay que ser cobarde! Lo más seguro que ocurra, al querer borrar la historia, es formar ideales míticos de un hombre, o muchos hombres, que eran héroes y no criminales.

El Mónaco, y las demás edificaciones, representan el horror y el dolor de las víctimas, en ellas, sin duda, se deben de contar las historias de esa Medellín que se llegó a ganar sobrenombres tan espeluznantes como “Metrallo” o “La ciudad de la eterna balacera”.

¿Qué te pasa, Medellín?, ¿qué les pasa a los salvajes que matan y se esconden en ti? Te voy a ser sincero: vos me encantás: me encantás con tu clima, con tus universidades, con tus parques, con tus mujeres; pero me defraudás con tus muertos. ¿En qué momento permitiste que la violencia se convirtiera en tu paisaje, en tu día a día? A tal punto, que no llegue a indignar a los hombres la muerte de otro hombre. A tal punto, que se justifique un asesinato. Eres un cementerio, Medellín.

El jueves 27 de diciembre tenías en tus cifras 613 muertes violentas. Ese día, en un bar de Laureles, murió Mauricio Ospina, un diseñador gráfico inocente que no tenía motivos para haber recibido dos balazos. El 30, día domingo, varias personas rechazaron su muerte en el Carlos E. Restrepo. Ese día te gritaron no más. Te pedían que detuvieras los disparos. Te lloraron, Medellín. Nada valió: el 30, en la noche, de nuevo, volviste a titular los periódicos como lo sabés hacer: 8 muertos más sumó Medellín ayer. Así llegaste a 623.

 

( 21 ) Comentarios

  1. Tan bueno como triste el artículo. La intolerancia cada vez es mayor en un país que se desangra frente a la mirada impávida de sus dirigentes y el temor de sus habitantes. Colombia da miedo. Menos mal aún existe gente buena tratando de luchar por sus hijos.

    • Aquí las muertes por intolerancia no llegan ni al 10%. La cifra alta de homicidios se debe a violencia entre bandas dedicadas a rentas ilegales como Extorsion, micro tráfico, entre otros.

  2. Como me doles medellin . Como me doles mi hermosa comuna trece .como sangro y sigue sangrando por ti .cuando me ha tocado ver como son asesinados los joveves .como el llanto de sus madres aun resuena en mis oidos .hasta cuando dios .hasta cuando .seguira esta guerra sin cuartel donde los unicos que salen ganando y enriqueciendose son los fabricantes y obviamente el señor alcalde para seguir figurando y luego aparecer como un salvador .y entonces nosotras las madres y huerfanos de la guerra donde quedamos

  3. Hombre, creo que con tu estilo o tono literario has querido crear un texto original y conmovedor. Intuyo también que has sentido lo que has plasmado y así mismo lo has escrito. Pero creo que no es adecuado. El problema de la violencia en Medellín exige toda solemnidad y seriedad posible. Nada de licencias, nada de metáforas, chistes, nada de “vos me encantás”. Si nos importa, no hay que hacer poesía de masacres, so pena de caer en el verdadero problema ético de Colombia: La frivolidad. Saludos

  4. ReplyAlejandro Martinez

    es una pena, porque la misma gente no quiere reconocer las falencias y desgracias que tiene la ciudad. leyendo algunos comentarios culpaban a Santos de la problemática. Así es muy difícil, aceptando y corrigiendo se llega a una solución.

  5. Soy militar de profesión.
    Me entristece ver las cosas que pasan en mi país y sobretodo en Medellín hace algunos años asesinaron a el esposo de una prima mía era un profesor una persona que no era violenta y seguramente tenía mucho que aportar a nuestra sociedad y a la educación de nuestros hijos. El sacón un préstamo de 8 millones para completar para la cuota inicial de un apartamento cojio el transporte más seguro de colombia el Metro se bajó en niquia y a las dos cuadras le pidieron el bolso el forsegio y lo mataron. Su esposa quedó sola con un hijo destruyeran sus sueños destrozaron el corazón de una madre y un padre. Realmente me duele que pasen estas cosas. Y veo muy inlogico que yo como militar y con vocación de servicio a la patria valla a pedir un salvoconducto para portar Arma de fuego y me lo nieguen realmente son medidas que no van a ayudar en nada con la seguridad. ya que el bandido no necesita de permisos legales para portar un arma.
    Como militar soy consiente que el estado no tiene la capacidad para defendernos a todos ni de brindarnos seguridad. Mi umilde opinión es que se debe de Permitir el porte de armas de fuego a personas como yo que hemos tenido siempre dolor de patria y que respetamos al prójimo como a nosotros mismos. Eso nivelaría mucho las cargas y estoy seguro de que si bien inicialmente no baja la cifra de muertos si habrá un gran cambio porque la delincuencia se irá viendo disemada con El Paso de el tiempo

  6. Al alcalde de Medellín que ofreció seguridad y menos muerte le quedó grande la obligación de proteger.
    Era mejor cuando declaraban los toques de queda en los barrios y pasaban patrullando.
    Dste alcaldesuto es solo farandula

  7. Amo a Medellín, pero eso no cierra mis ojos al de sangre sin control causado por una juventud facilista sin escrúpulos, alcahueada por la sociedad y la misma familia . Medellín es asesasesinada por sus propios hijos, por intolerante,por creerse las más mas,por creerse los más vivos. Todo los adornos que le pongan, metro,tranvía etc,son tapaderas que de la realidad. Aún existen personas que se enojan por decir esto, esa es la sociedad alcahuete e indiferente.

  8. Sr Norvey, le escribe un ciudadano más de esa Medellín que duele, Sabés plasmar muy bien la realidad en tus artículos, Ellos llevan un tono y un estilo hermoso. Tus letras hablan muy bien del alma que llevás en ti, Siempre, no dejés de ser crítico con esta realidad salvaje, tenés mucha calidad, seguirte leyendo. Que mis letras te abracen, Salud! Jorge Oviedo.

  9. Estoy de acuerdo con el señor Dalton Tobon. Es necesario que el Estado Colombiano reconsidere sus políticas respecto al otorgar permisos especiales de porte de armas. Las personas de bien tienen derecho a la legítima defensa y con el actuar del Estado esto no se permite y estamos a merced de los delincuentes.

  10. Es triste ver una Ciudad llena de violencia con seres humanos llenos de intolerancia, matan por q te miran mal o porque te cae mal, es muy triste ver caer los jóvenes y mas si son personas q no tiene nada q ver con el conflicto, personas estudiantes, trabajadores, con miras hacia un futuro, le llaman la eterna primavera, la ciudad mas hermosa de Colombia pero si no cambiamos, si no ponemos nuestro granito de arena como ciudadanos no va ver un cambio, vivo en el barrio Pedregal de la comuna 6, es un barrio muy calmao con parque grandes, con chanchas de micro y basquetbol, con personas humildes pero trabajadores y luchadores de vida, gracias pedregal por ser ese barrio de una comuna tan tranquilo para vivir…

  11. ReplyJuan Fernando Lopez

    Ese 29 de noviembre un tipo paso en una moto, por el sector de pilarica, paso a toda velocidad rompiendo la luneta derecha de mi auto, miro las placas y con transito incluido, el escatologico personaje zigzaguea entre los carros para pasar de agache.
    Medallo es la capital mundial del reggaeton y saben que detras de eso hay muchas cosas (le monde narcotrafique, las “bendecidas y afortunadas con sus cooperadores”, traquetolandia, neo paramilitarismo, modus “uribevendi”)

  12. Sin sonar religioso… El ser humano alejado de Dios pierde toda sensibilidad hacia su prójimo, sea porque decida quitarle la vida, sin que jamás haya razón que justifique
    tal acto, o lo haga moralmente, que al fin es como quitarle la vida.
    Sólo volviendo a tener un real encuentro con el Creador, podremos minimizar tanta violencia, aunque se sabe que no será erradicada, porque habrá quienes ven un comentario como este, algo totalmente absurdo y fuera de lugar.

  13. Solo legalizando, se parara tanta muerte violenta!

  14. Como me duele verte asi Medellín, como dueles… hermoso y real articulo, me encantó leerte. Bendiciones.

  15. ReplyJorge Daniel Sepulveda

    Lo que evidenciamos en nuestra ciudad, es el efecto colateral de una sociedad vacía, facilista y aparentadora; es una bola de nieve que al pasar los años ha ido recogiendo los peores episodios de la juventud. Pero no solo ellos, los actores de este artículo quienes se matan porque quieren una moto, un tatuaje o un iPhone, o se drogan por aparentar ser más malos, entre muchas otras cosas más.
    Padres que levantaron a sus hijos sin demostrarle que era lo bueno y que era lo malo, hijos que no quieren esforzarse a salir delante de manera lícita, espacio geográficamente aceptable y sin presencia estatal, han permitido que día a día nuestra ciudad valla en declive.

  16. Es que no es Medellín, son las personas las que matan y hacen daño, Medellín solo es un lugar hermoso, con variedad de climas y paisajes hermosos de inigualable valor, es un sitio, un lugar, esperando a ser conquistada y disfrutada, son las personas sin valores, ni principios, con el corazón gris y sin sentimientos, Medellín es un paraíso, al que el hombre ha llegado a profanarlo.

  17. ReplyRoosbell Moreno Álvarez

    Es desgarrador esto, medallo del alma

  18. Lo más triste de todo es que mientras nuestra Medellín se desangra, los dirigentes políticos sólo están pendientes de como robar más dinero del estado. Que debería ser usado para programas de la comunidad. Me dueles demasiado Medellín. Hasta cuando?

  19. Y con un hpta escrito a medellin se va acabar la violenciaaaa, sigan soñando que aqui en colombia las cosas no funcionan asi.

  20. Excelente artículo, doloroso y tristemente real.
    Duele Medellín, duele toda Colombia con sus muertes diarias de líderes sociales, muertes que indignan y claman por justicia.Qué horror!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Norvey Echeverry Orozco
Estudiante de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad de Antioquia. Ama el periodismo tanto como a su vieja.