Lo admito, voté por Duque

Avalando estructuras de gobierno que matan a los pobres, contribuí a acabar con la pobreza.

Opina - Política

2018-06-19

Lo admito, voté por Duque

Con vientos de extrañeza entre todos mis conocidos y con la mirada afable de aquel que no comprende una demencia avanzada, tengo que admitirlo: voté por Duque, porque creo seriamente que muchas convicciones sociales del nuevo siglo están adheridas vehementemente a su plan de gobierno, y por ende, las llevará a cabalidad y con destreza inigualable.

Por ejemplo, voté por Duque porque sé que la pobreza se acaba exterminando a los pobres. Hay que hacer todo lo posible para que no los atiendan en las EPS. Necesitamos sistemas de salud incomprensiblemente costosos y llenos de trámites. Filas de gente esperando reclamar su droga milagrosa (acetaminofén) y apoyando al que diga Uribe. Esa es la utopía de la que quiero hacer parte. Llegar al centro de salud, coger el ficho 999, y morir de pie porque ni si quiera las sillas alcanzan para que todos se sienten.

Además, es transcendental que los pobres nunca tengan casa. Esa gentuza tiene que vivir en la calle. La plebe tiene que entender que los salarios mínimos nunca alcanzarán para pagar impuestos y arriendo, y consecuentemente, será imposible adquirir vivienda propia. Recuerdo cuando recién acabado el mandato del infinito presidente Uribe, el 52% de la tierra en Colombia le pertenecía al 1,5% de población1. ¡Eso es de lo que estamos hablando! Un gobierno que redistribuya las riquezas y el espacio, y que las deje solo en manos de unos pocos. Y si a alguien le da por hacer un préstamo, hay que concederles a los bancos esos intereses altísimos que necesitan para continuar con sus pequeños imperios que impulsan las economías, y claro, financian las campañas.

Tenemos que obligarlos también (a los pobres), a recurrir al robo para poder alimentarse. Queremos ver cómo se les desvanecen las oportunidades, justo cuando están a punto de agarrarlas. El único que puede acceder a un cargo sin experiencia es el presidente. De resto, es necesario que tenga como máximo 22 años, alrededor de una década de experiencia, tres especializaciones y una de esas en Harvard, así sea de 5 días. Es justo el sistema laboral que necesita el país y sus jóvenes venideros con sistemas de educación renovados de la mano de Ordóñez. Viviane Morales, y sus doctrinas de otro milenio.

Ah, por cierto, esto se aplicará también en pro de las grandes empresas privadas, que como los bancos, al ser una potencial fuente de alimentación monetaria de campañas políticas, deben poder aplastar a sus trabajadores con el permiso aparentemente inconsciente de la ley. Como con la Ley 789 de 2002. ¿La conoce, la recuerda? Gracias, uribismo.

Y es que hay que crear todas las leyes necesarias, y al mismo tiempo, abolir todos los instrumentos de los que sean propietarios las personas de a pie (como la tutela) para que se mueran de hambre, o se mueran esperando una cita, o mejor, se mueran en el monte pagando servicio militar obligatorio. Esa es la premisa más importante de mi voto: avalando estructuras de gobierno que matan a los pobres, contribuí a acabar con la pobreza.

A como dé lugar es necesario replantear el proceso de paz. De nada sirvieron tantos años de empeño de parte y parte. Eso hay que volverlo a hacer. Mejor dicho, vayan alistando los escuadrones y las jaulas en todas las ciudades. Joven desprevenido, será un joven soldado. Hay que hacer batidas, llenar las calles de soldados recolectando más soldados. No los llamen por su nombre, cada uno tendrá un número, y si se portan bien, regálenles fines de semana con su familia y un arma más grande. Del resto, se encargarán los grandes ideólogos de las fuerzas armadas.

¡Pero ombe! Qué falta de visión… Si detrás de todo esto está el plan más grande a favor del medio ambiente nunca antes ingeniado por un presidente. Lo que no sabemos es que todas las masacres realizadas por los paramilitares en la historia de Colombia, nos han ayudado a acabar con la sobrepoblación. Lo mismo sucederá con los próximos esquemas gubernamentales que acabamos de mencionar. Los pobres están sobrepoblando el país. Y las medidas, más que necesarias, son urgentes. La fracturación hidráulica es una caricia a nuestra tierra en comparación con los 15 millones de pobres que habitan el país2 y que lo desangran con su existencia.

Doctor Iván, ahora sí podré armar mi imperio y crear mi empresa. Yo sí sabía que la iniciativa privada vinculada al majestuoso emprendimiento de la competencia más alta, podrían llevar a las multinacionales a absorber todas las microempresas compatriotas nacientes que en un futuro, podrían ser mi competencia también. Me asusta es que de pronto, cuando mi empresa llegue a los cielos que desde lo alto alumbran al Ubérrimo, yo ya no tenga obreros a quienes contratar. Pero para eso faltan todavía cuatro años. Por ahora, celebremos. No nos convertiremos en Venezuela.

 

______________

  1. http://www.portafolio.co/economia/finanzas/52-tierra-colombia-le-pertenece-poblacion-146162
  2. https://www.telesurtv.net/news/En-Colombia-hay-15-millones-de-personas-en-pobreza-segun-informe-20170919-0062.html

Imagen tomada de The New York Times

( 3 ) Comentarios

  1. Mejor dicho, hay que acabar con la pobreza matando a los pobres como hizo uribe

  2. Felicitaciones a todos los miembros de la familia Cano y Cañaveral,que tienen el coraje de levantar la frente ,mirar a los ojos y sonreír,después del triunfo.Yo no había entendido la importancia que tenía para todos votar por duque

  3. ReplyEMIRO Rafael IPUANA

    Ojalá se armara otra guarrilla…. para defenderse…… por ni para ellos ni para nosotros los pobres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hernán Muriel Pérez
Comunicador social - Periodista, Redactor-Editor, Fundador de Cofradía para el cambio - Copec