El sombrío Álvaro Uribe Vélez

Hoy está de nuevo buscando hacerse reelegir como Senador, siempre peleándose el poder. Hoy nuevamente es investigado y sabrá Dios si avanzan esas investigaciones, pues hasta en los más altos poderes le rinden pleitesía.

Opina - Política

2018-02-22

El sombrío Álvaro Uribe Vélez

“Me están investigando a mí con usted y tienen interceptado el teléfono… O sea que ésta llamada la están escuchando esos hijueputas”.

A quien se escucha hablar en la grabación es ni más ni menos que al expresidente Álvaro Uribe, a quien se refiere despectivamente es a los jueces de la corte suprema de justicia y el tema de la candente llamada es una investigación por presunta fabricación de testigos falsos en contra del senador Iván Cepeda, investigación que dio un giro en su contra y por la que hoy es investigado por el órgano judicial más importante de la república, tal parece que “le salió el tiro por la culata”.

En mi columna anterior dejé abierta la puerta para ahondar en la persona del expresidente, uno de los políticos más controversiales del país, que ha manejado su trayectoria entre amores y odios, acusaciones y señalamientos sobre su vida, su familia, amigos y negocios, donde ha habido intrigas, sindicaciones y muerte, algo parecido a la trama de una novela criminal, pero al que hoy nadie ha podido comprobarle ninguna responsabilidad penal. Así empezó todo…

Transcurría la tarde del martes 14 de junio de 1983, fecha en la que es asesinado su padre Alberto Uribe Sierra. Según la versión de la familia el hecho fue perpetrado por el frente 36 de las FARC, lo que recientemente ha sido negado por ese grupo insurgente hoy desmovilizado.

De otro lado, también se han cuestionado las asociaciones personales y comerciales que previo al atentado y durante gran parte de su vida tuvo el padre del Álvaro, así lo relata Fabio Castillo, escritor y periodista en su libro “Los jinetes de la cocaína” de 1987, “se dice que Alberto Uribe Sierra,  fue un reconocido narcotraficante, vinculado con el Clan de los Ochoa, fue detenido con fines de extradición a los Estados Unidos en 1982, pero gracias a las manipulaciones de Álvaro Uribe a través de Jesús Aristizábal Guevara, entonces Secretario de Gobierno de Medellín, logró que lo pusieran en libertad”. Recuerden que “Los Ochoa” fueron los fundadores del sanguinario cartel de Medellín y por esa época todo el mundo conocía de sus andanzas. ¿No lo sabía la familia Uribe?

Además, en las instancias del poder político el padre de Álvaro y Santiago también generaba cierto rechazo, es así como Cecilia Lara Bonilla hermana del asesinado exministro de justicia Rodrigo Lara Bonilla, padre del actual representante Rodrigo Lara (quien según criterio de muchos no hace honor al legado de su padre), en una declaración hecha bajo la gravedad de juramento en 1984 y obtenida por el Nuevo Herald sugiere que el exministro consideraba que Uribe Sierra estaría vinculado con el mundo del narcotráfico pues se había descubierto un helicóptero de su propiedad en un gigantesco allanamiento a un laboratorio de cocaína al sur del país, en un lugar conocido como Tranquilandia. “Dijo que lo de Tranquilandia era muy grave y comprometía a gente muy importante de la política del país, que el helicóptero que habían cogido en Tranquilandia era del papá de Álvaro Uribe Vélez”. Fue entonces cuando me dijo, en ese momento: “La mafia ha entrado a todos los estamentos del país, no sólo a la política sino a la economía”.

Tranquilandia fue el complejo cocalero más grande desmantelado en Suramérica y que estaba en manos de una asociación criminal compuesta por Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha y Jorge Luis Ochoa Vásquez, sí, el mismo del clan de los Ochoa amigo del padre de los Uribe Vélez. ¡El mundo es un pañuelo!

En ese operativo incautaron 15 toneladas de pasta de coca, y 3 toneladas de cocaína procesada, así como dos avionetas y el helicóptero Huges 500, de matrícula colombiana HK 2704X de cuya empresa propietaria era también dueño Alberto Uribe Sierra. Aunque la familia siempre ha dicho que el helicóptero había sido vendido un par de meses antes. ¡A la gente hay que creerle! ¡Lástima que en el gobierno del presidente Uribe no hicieran gala de este criterio y terminaron espiando a todo el mundo a través del DAS en el conocido escándalo de las chuzadas!

Según estos hechos, el asesinato de Alberto Uribe Sierra estaría relacionado con un ajuste de cuentas, lo que hasta hoy aún deja muchas preguntas.

No es raro que Álvaro Uribe fuera un muchacho aventajado con acceso e influencias en altos círculos de la sociedad antioqueña, quien a los 28 años ya era director de la aeronáutica civil de donde se dice otorgó el mayor número de licencias de vuelos a los carteles de la droga quienes le debían mucho por darles una mano en el negocio”.

Desde esos años y según se conoció oficialmente la CIA empezó a hacerle seguimientos y así era descrito: el asociado 82, Álvaro Uribe Vélez, es un político colombiano, senador y dedicado a la colaboración con el Cartel de Medellín en los altos niveles del gobierno. Su padre fue asesinado en Colombia por sus conexiones con narcotraficantes. Uribe ha trabajado para el Cartel de Medellín y es un amigo personal y cercano de Pablo Escobar Gaviria” . Revelado por Yohir Akerman el año pasado.

Expresidente Uribe en condecoración de Fabio Echeverri

Pero el fantasma del narcotráfico seguía rondando su carrera, de hecho las versiones reiteradas de que estaba vinculado con la mafia de los Ochoa llegó a oídos del presidente de la época, Belisario Betancur, por eso cuando Uribe llegó a la alcaldía de Medellín en 1982 nombrado por el exgobernador de Antioquia Álvaro Villegas Moreno, solo estuvo allí 4 meses ya que el ex presidente de la ANDI Fabio Echeverri afirmaba que tenía nexos con el cartel de Medellín, sí, Echeverri, el mismo que se convirtió en su mano derecha para llegar a la presidencia, el mismo que promovió la modificación del artículo de la constitución que le permitió su reelección. ¡Cómo nos cambia la vida!

Posteriormente con su llegada a la gobernación de Antioquia, quizá para desatar su furia contra los asesinos de su padre (o al menos contra quienes él consideraba sus asesinos), se convirtió en  uno de los principales impulsores del decreto que creó las Asociaciones Comunitarias paralelas de Vigilancia Rural (Convivir) firmado en 1994 a finales de la presidencia de Cesar Gaviria. Es aquí donde el pasado del gobernador de Antioquia y el presente del entonces mandatario de los colombianos se encuentran abruptamente, pues las Convivir no solo fueron los laboratorios de la proliferación del paramilitarismo, sino sus principales financiadores amparados por el gobierno.

Es así como los paramilitares pasaron a ser representantes legales y miembros de estas organizaciones, les legalizaron la actividad que hacían en la clandestinidad, entonces además de cometer masacres pasaron a aparecer en documentos públicos así: Convivir Horizonte y Guaimaral, bajo la dirección de Salvatore Mancuso, Convivir Avive, donde estaba José Ignacio Roldán, alias “Monoleche”, Convivir Nuevo Amanecer, donde uno de sus miembros fueron Rodrigo Pelufo, alias “Cadena”, y Francisco Javier Piedrahita; Convivir Arrayanes, del ex comandante Juan Francisco Prada, alias “Juancho Prada”, Convivir Siete Cueros y Convivir Guayacanes, del ex comandante José María Barrera Ortiz, alias “Chepe Barrera”; Convivir Papagayo, del ex comandante Arnulfo Peñuela Marín y Raúl Hasbún Mendoza del eje bananero.

Como lo ven, los más sanguinarios combatientes paramilitares esparcidos a lo largo y ancho del territorio nacional se hicieron visibles por cuenta de ese afán por controlar el narcotráfico. Esos mismos que abiertamente apoyaron a Uribe Vélez y que terminaron extraditados sin contar la verdad, sin someterse a la justicia colombiana ni reparar a sus víctimas en lo que pareció más una retaliación del gobierno con el afán de que se guardaran sus verdades, esas que estruendosamente apuntan a Uribe y cuando éste llegó a la presidencia en 2002 sería acusado ante el tribunal superior de Bogotá por Salvatore Mancuso, excomandante paramilitar, de haber recibido el apoyo de las Autodefensas en su campaña, afirmando que “era imposible” que el hoy senador no tuviera conocimiento de ese apoyo.

Pero las acusaciones no terminan ahí, pues a este señalamiento se suma el del excomandante paramilitar Jorge Iván Laverde alias “el Iguano” quien sin sonrojarse confesó que en Norte de Santander ellos aportaron más de 200 millones de pesos para publicidad, como camisetas y afiches e invirtieron en buses para transportar a los votantes.

Garantizar la votación era lo de menos, pues tenían control sobre ese departamento a cuyos habitantes les habían dado la orden de votar por Álvaro Uribe y por nadie más.

Como quiera que haya sido, lo cierto es que a los paramilitares los avala el resultado electoral en ese departamento donde Uribe prácticamente duplicó la votación total obtenida por el conjunto de todos sus contendores y entre ellos el hijo de esa tierra, Horacio Serpa. Álvaro Uribe Vélez tuvo 207.710 votos, mientras entre Horacio Serpa, Lucho Garzón, Noemí Sanín e Ingrid Betancourt juntos obtuvieron 132.035 votos.

A esta extensa lista de acusadores hay que agregarle el nombre de Daniel Rendón Herrera alias “Don Mario”, el ex jefe paramilitar y fundador de la banda criminal los Urabeños, quien desde una cárcel de EE.UU confesó que el líder del Centro Democrático sostenía reuniones con Carlos Castaño cuando era gobernador de Antioquia y que fue Álvaro Uribe quien dio la orden de asesinar a Vicente Castaño (ambos miembros fundadores de las AUC).

Recientemente el periodista Daniel Coronell reveló unos correos donde otro narcoparamiliatar alias “Don Berna” también señala a Álvaro Uribe de dar la orden del asesinato de Pedro Juan Moreno, un examigo de Uribe y auspiciador de grupos paramilitares que luego se distanciaría del expresidente conociendo muchos de sus secretos, Coronell hizo pública la información dada por Don Berna ya que éste se retractó luego de hacerla años atrás.

Hoy está de nuevo buscando hacerse reelegir como Senador, siempre peleándose el poder. Hoy nuevamente es investigado y sabrá Dios si avanzan esas investigaciones, pues hasta en los más altos poderes le rinden pleitesía, porque en todas partes hay quien le filtre información, quien le envíe un mensaje de alerta, quien refuerce esa visión anacrónica de que vivimos en un país de “corruptos hasta el tuétano”.

( 14 ) Comentarios

  1. Excelente artículo. Dios quiera que a todos aquellos que viven con vendas les ayude a ver mejor la cruda realida ue es este sujeto. Felicitaciones

  2. Yo me pregunto: si personas como usted tienen las cosas tan claras y las pruebas fehacientes sobre la supuesta vida criminal del Señor Uribe, a tal punto que dedican toda su bida profesional a escribir sobre él, por què no usas estas pruebas a nivel judicisl? Sers que sus argumentos y sus pruebas no soportan un anàlisis serio??

  3. Excelente artículo, una gran píldora para los uribestias que defienden a este asesino corrupto.

  4. Será que algún día,desenmascaran este personaje tan siniestro?

  5. No sé qué es peor, ver cómo alguien con esas sombras en su hoja de vida llega al poder. O el resto de colombianos que no hace nada!

  6. La incógnita -aunque de fácil solución- ¿por qué anda suelto?

  7. El dicho dice: … “El que no conoce su historia, está condenado a repetirla” … En muchos casos (y hasta ahora éste parece serlo), no es desconocimiento … ¿Es falta de memoria? … ¿Es ingenuidad? … ¿Es negación de una realidad? … ¿Es miedo? … ¿Qué nos está pasando como sociedad? …

  8. Con todas las pruebas que uds. dicen tener según se lee, como es posible que no tengan eco en la DEA? o es que esta también está corrompida por el sr. Uribe, y si así es que poder tan inmenso tiene ese sr. merece quitarse el sombrero y hacerle la reverencia, porque según uds. ese sr. Uribe es mas poderoso que Dios.

    • Todos estos son buenos escritores pero muy desconocidos, mira lo bien escrito el texto pero lo vacío jurídicamente, lo pobre de argumentos y lo nulo de sus pruebas, pues se basan en otros más desconocidos que ellos, como cuando presenta el argumento del narco 82, refrito obsoleto y pobre que carece de cualquier veracidad o incluso oficialidad alguna, tanto que en esa misma lista sindicaban al gran Carlos vives de ser el 89, en fin esperar que esta gente alguien día aporte pruebas, pues en la investigación actual la mayor prueba que tienen es que precisamente alerta a su interlocutor de que lo escuchan esos “hijueputas” esos mismos que no les valió el computador de Raúl reyes, terrorista consumado y condenado, donde sindicaban a cierto políticos de izquierda, en la farc-política, esta si, nunca investigada por esos hijueputas

    • Nunca! Más poderoso que Satanás tal vez.

  9. Pilas!!! no se meta con @AlvaroUribeVel porque le da en cara marica, le hace un escándalo en twitter y esos hijueputas no le hacen nada…. #UribeCaeEsteAño

  10. El mensaje que deja la columna de este señor soñador, es eso, que vive soñando y empollando el odio que siente por alguien que le pisó los callos y bien pisados a los asesinos. Namas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nelson Villarreal
Administrador Financiero. Lector Apasionado. Escritor Aficionado. Trabajador Social por convicción y soñador por vocación.