El derecho supremo y los Cartageneros

En Colombia con el hambre de la gente se hace proselitismo para llegar a los objetivos de los particulares.

Opina - Sociedad

2017-11-07

El derecho supremo y los Cartageneros

Cartagena enfrenta hoy – según los eruditos de la política – la peor crisis administrativa desde hace 27 años. Desde 2012 a 2017 han pasado 4 alcaldes por elección popular (un alcalde por año) sin contar los alcaldes encargados que ha tenido en esos cinco años. Sin embargo, los ciudadanos sin trabajo ni estudios no necesitan ser los másteres en las ciencias políticas para decir sin pelos en la lengua que “Los que vienen a gobernar, es pa’ llenarse los bolsillos”. Así, sin tanta parla y sin tanta vaina “los nadie” definen a los gobernantes que han pasado por la ciudad.

Ahora tras la renuncia de Manolo Duque estamos a meses de otras elecciones atípicas, o siendo más claros aún estamos a pocas semanas de conocer casi la centena de nombres que sin pena, ni gloria, ni vergüenza se postularan en nombre del pueblo empobrecido a la alcaldía de la ciudad, porque si algo sabemos que es cierto, es que en Colombia con el hambre de la gente se hace proselitismo para llegar a los objetivos de los particulares.

El último alcalde que terminó su periodo en la ciudad fue Dionisio Vélez Trujillo, quien tiene el mérito de ser el que más presupuesto pidió para gastar en menos tiempo y también tiene la hazaña de mandar retratos de su cara a los colegios públicos en vez de mandar libros y/o computadores.

Ni hablar de Manolo Duque que de los nueve meses que duro en la alcaldía, estuvo un poco más de tres meses suspendido antes de que renunciara y enviado a la cárcel. Y también esta Campo Eliax Teheran, quien llego a la alcaldía en 2012 y también tiene la hazaña de morir de cáncer pulmonar justo antes de ir a la cárcel por corrupción y detrimento de patrimonio público. Si bien es cierto que sin plata para campaña no se llega a ser concejal y mucho menos alcalde, poco se dice o se sabe sobre los que han financiado y siguen financiando candidaturas a la alcaldía de Cartagena.

El problema no viene simple y llanamente porque en Cartagena los corruptos llegan a los cargos locales por elecciones populares, la causa de raíz no es más que un ciclo corrupto, que deja en vilo una vez más que en Colombia lo que las clases dominantes llaman el Estado de derecho es insuficiente o prácticamente nulo.

El desempleo, los empleos precarios, la deserción escolar, el aumento del consumo de sustancias psicoactivas en jóvenes, prostitución en sus máximos esplendores, hurtos y asesinatos, hospitales agonizando entre cerrarlos o liquidarlos a un privado y el bajo nivel educativo, entre otras cosas que reinan hoy en la heroica, nos muestra una vez más que, el monstruo neoliberal implícito en la Constitución de 1991 y se tragó finalmente al Estado social de derecho, que gracias a las más de 33 reformas en 26 años que aprobaron los congresistas, avalados e impulsados por todos los ex presidentes también en nombre de los más empobrecidos del pueblo colombiano.

El resultado de hoy día es desalentador, las casas politiqueras de Partidos Liberal, Cambio Radical, Centro Democrático, Partido de la U siguen y seguirán sentados en los prestigiosos asientos del gran crucero que es Cartagena, donde la mayoría de los navegantes estamos condenados a ser echados al mar sin saber nadar y amarrados de los pies.

Pero nada puede ser tan esperanzador que el poder moral que tenemos en momentos de crisis, pues solo con un poco de conciencia, en un estado donde le es incapaz de garantizar los derechos básicos de sus habitantes (Empleo, educación, salud, vivienda digna) se hace completamente válido el uso del derecho supremo, el derecho a la rebelión.

( 2 ) Comentarios

  1. Sin contar que cartagena aun persiste el racismo. Muy marcado en bocagrande, donde es comun ver a la gran señora blanca con su negra sirviente a unos pasos atras: el hambre y la falta de educacion son los caballitos electorales. Venden su piel por 3 pesos.

  2. Cual es la “casa politiquera” del Centro Democrático en Cartagena, ni siquiera un concejal tiene ese partido en esta ciudad, sin embargo, omites, quizás de manera intencional al Partido Verde, el mismo de Angélica Hodeg, hoy investigada por peculado. Coherencia que la gente no traga entero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iván D. Carmona Herrera
Joven estudiante, militante y trabajador en la inacabable búsqueda por la paz de nuestro país. Luchador por la esperanza de un país con justicia social, constructor de un futuro inacabable, futuro que se construye con la convicción y el empeño del día a día, sin olvidar nuestra dura historia. Nacido en la ciudad de Cartagena, heredero de Benkos Biohó.