Andrés Benoit Lourido

Comunicador Social y Periodista. Me gano la vida en la edición y revisión final de textos en una compañía. También soy colaborador de prensa escrita en algunos medios digitales independientes; musicómano, enrevesado, tirrioso de superficiales, obsesivo por la ortografía y tendente a decir lo que piensa y pasa.

Draco Rosa: el poeta vagabundo

Manuel Pachón, un hombre que se siente grande

Millennials: mi generación fallida

La música en Colombia, poca trascendencia para tanto arte

La adicción al amor y las dependencias disfrazadas

Fidelidad al arte, no al mercado