10 de octubre, ¡A la calle a defender la educación superior pública!

¿Cómo explicar un aumento de tres billones de pesos adicionales al presupuesto del Ministerio de Defensa para el año 2019?, ¿Acaso estamos en guerra?

Opina - Educación

2018-10-08

10 de octubre, ¡A la calle a defender la educación superior pública!

El 10 de octubre se tiene programada en toda Colombia una gran jornada nacional por la defensa de la educación superior pública. En hora buena la comunidad universitaria: profesores, trabajadores, estudiantes y directivos docentes, se han alineado en un bloque sólido, unido por vez primera en frente común contra la desfinanciación estatal.

Se trata de una estrategia perversa, malévola, antipopular y excluyente. Su intencionalidad lleva el veneno de limitar los recursos a las estatales, con lo que peligraría su funcionamiento, se truncan las proyecciones futuras, no se podría atender las necesidades de infraestructura y saldar deudas acumuladas; todo con la intención deliberada de asfixiarla y llevarla al borde del colapso.

La crisis por los recortes y el déficit presupuestal ha llegado a un punto de insostenibilidad del sistema universitario estatal. La deuda con las 32 universidades públicas se calcula en 1,4 billones de pesos para funcionamiento y 15 billones de pesos para infraestructura, rezago presupuestal que se enquistó desde la expedición misma de la Ley 30 de 1992, deudas que hoy hacen metástasis.

Todo obedece a una arremetida gubernamental. ¿Cómo explicar un aumento de tres billones de pesos adicionales al presupuesto del Ministerio de Defensa para el año 2019?, ¿Acaso estamos en guerra?, o ¿quieren forzar a los colombianos a nuevas aventuras bélicas?, sí es así ¿Qué propósito tienen en mano?

¿Cuál es la intención de volver a épocas de barbarie y salvajismo? Pareciera que los horrores de más de 50 años de conflictos no fueron suficientes para los pregoneros de la guerra, en lugar de procurar invertir en ciencia, conocimiento y saber, solo les preocupa proyectar compras de aviones, misiles y armamentos. El bisoño régimen quiere imponer muerte a la vida, no futuro al futuro, sinrazón a la razón.

Eso de apostarle una vez más a la guerra no lo vamos a permitir los colombianos, es un contrasentido histórico, cerradas las páginas de la guerra más prolongada en Colombia, los propósitos del Estado y la sociedad deben estar encaminados a la consolidación de los procesos de posconflicto, en ellos la educación es bastión fundamental, por ser la herramienta más poderosa que podemos usar para transformar el mundo (Nelson Mandela).

El camino de la transformación de Colombia, de cara a la sociedad del conocimiento y el saber está en la educación, no hay otra alternativa.

La Federación Colombiana de educadores, Fecode, se vincula a esta gran jornada, siempre ha defendido la educación pública, integral, científica, democrática, financiada por el Estado, con calidad, desde los tres grados de preescolar hasta la universidad.

Como maestro me preocupa sobremanera que nuestros educandos no tengan garantizado el acceso y permanencia a la educación superior como derecho fundamental, bien común y patrimonio cultural de todos los pueblos y sociedades democráticas. Y como todo derecho, este no se mendigará, se exigirá. Una vez más demostraremos que el maestro en la calle también educa.

Este país necesita menos templos y más hospitales de alto nivel, menos pastores y más maestros tolerantes, competentes y bien remunerados, menos agua bendita y más agua potable (con todo y el negociado de Carrasquilla y Cia.), menos soldados bien profesionalizados y más estudiantes en las escuelas, menos batallones y más universidades públicas abiertas, en funcionamiento y con presupuesto suficiente para apuntalar las transformaciones de la sociedad colombiana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gustavo Adolfo Carreño
Economista, Magister en Desarrollo y Cultura, Amante de la filosofía, librepensador caribeño, educador.