Artículo

¿Su empresa ha financiado a los paramilitares? Entérese de cuáles lo han hecho

Las empresas que a continuación serán mencionadas pueden buscarse en las sentencias originales y en la base de datos del grupo Estados, conflictos y paz de la Facultad de Ciencias Políticas de la U. Javeriana.

Por Hernán Muriel Pérez - - 46487 0
¿Su empresa ha financiado a los paramilitares? Entérese de cuáles lo han hecho

Columnista: Hernán Muriel Pérez

  Uno creería que el 100 % de la financiación del paramilitarismo en Colombia es ilegal. Es decir, es normal pensar que un grupo al margen de la ley vive económicamente gracias a que, precisamente, delinque todo el tiempo para poder subsistir. Narcotráfico, robo de combustible, extorsión, corrupción política, asesinatos, mercenarismo y muchas otras son algunas de esas fuentes de dinero. Pero, más allá de eso, es necesario analizar con disciplina el carácter financiador de los paramilitares en un país donde hay una amalgama de sectores políticos y económicos que están de acuerdo con ellos. ¿Quién sustenta la estructura paramilitar en Colombia desde la financiación?

Empresas que financian el paramilitarismo en Colombia

El proceso de desmovilización que llevó a cabo Álvaro Uribe con los paramilitares en sus años de presidencia tiene muchos ángulo de crítica que no solamente enlodan la gestión de Uribe con el caso –siendo criticado tanto por paramilitares como por personas en contra del paramilitarismo-, sino que dejan en abre bocas la indignación nacional en torno a la mezquindad y la condescendencia política, ceñidas a una conveniencia angustiante, con los grupos al margen de la ley. Aún así, como en todo proceso que dice buscar la pacificación de los contextos colombianos, hubo personas que de verdad se entregaron a la legalidad, confesaron, pidieron perdón, y ahora tienen vidas totalmente diferentes. Algunos, por supuesto, continuaron delinquiendo, pero en el largo proceso al que se acuñaron, como lo hicieron también los excombatientes de las Farc en el proceso de paz de la presidencia de Santos, se revelaron muchos vínculos políticos y empresariales como primer paso del proceso de justicia que buscaba absolver parcialmente sus delitos. Con el caso de la Ley de Justicia y Paz, figura jurídica creada para amparar el proceso de desmovilización paramilitar, se creó una gran base de datos que incrimina a muchas empresas legales, y que deja al descubierto sus vínculos paramilitares. Un grupo de investigación de la Universidad Javeriana realizó una recolección de datos a partir de las 40 sentencias que, para el 2016, reposaban sobre paramilitarismo en este contexto de desmovilización. Las empresas que a continuación serán mencionadas, pueden buscarse en las sentencias originales y leerse en la base de datos del grupo Estados, conflictos y paz de la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de dicha institución universitaria.  

Postobón

El frente paramilitar Héctor Julio Peinado Becerra, en el departamento del Cesar, recibía mensualmente 15 cajas de bebidas por parte de un distribuidor de Postobón. No se las entregaban directamente sino que las dejaban en un lugar determinado. Luego, Armando Madriaga Picón, exjefe paramilitar de ese frente, y quien confesó el escenario en cuestión en 2016, negociaba esas bebidas con algún depósito por 150 mil pesos. Eso lo ordenó el gerente de Postobón que estaba el año 1999 o 2000. Unas cuotas eran voluntarias y otras obligatorias, afirmó. El radicado de esta sentencia es: 2006 80459. De igual forma, en la sentencia radicada con el número 200782790, donde fue condenado Aramis Machado Ortíz, quien primero perteneció al Ejército antes de enrolarse al Bloque Catatumbo de los paramilitares, se hablaría, por allá en el 2011, de Postobón como una de las empresas más representativas en contribuir con las finanzas del Bloque Catatumbo.  

Canal RCN

El 31 de octubre de 2013, bajo la sentencia con radicado 200680008, paramilitares dijeron que RCN, como medio de comunicación, había tenido complacencia con el accionar de las autodefensas. En esa misma sentencia dijeron que esa situación se hacía evidente en momentos como cuando trasmitieron entrevistas realizadas a Carlos Castaño, mostrándolo como el líder de la lucha contra la subversión. En ese dictamen fueron condenados Salvatore Mancuso y otros paramilitares. Este caso es tomado como una forma de financiamiento porque otorga publicidad implícita al grupo armado sin recibir dinero a cambio. A pesar de que estas declaraciones no son muy conocidas por la opinión pública, RCN ha recibido muchas críticas en los últimos años porque se le acusa de tener una ideología política marcada, crear contenidos para promulgarla, e intentarfavorecer grupos políticos y económicos relacionados con el uribismo. La decadencia en su nivel de rating y los rumores en torno a su cierre, se toman como un castigo de la audiencia en su contra, puesto que rechazan al canal por su postura ideológica.   

Ecopetrol

Como ya se mencionó en este artículo, las fuentes de financiación de los paramilitares son variables, pero sobre todo, obedecen a las condiciones que cada territorio ofrece. Por ejemplo, en Antioquia, una de las fuentes comunes de financiación son el cultivo de coca; en cambio, en Norte de Santander, es común el robo de combustible o diversidad de delitos alrededor del petróleo. Justamente en Norte de Santander, a Ecopetrol se le consideraba un integrante estructural del Bloque Catatumbo de paramilitares porque tenía la capacidad de determinar delitos. En la sentencia con radicado 200680008, donde fueron condenados personajes de talla delictiva alta como Salvatore Mancuso, se dijo que Ecopetrol entregaba dinero voluntariamente a cambio de seguridad. Pero no solo eso, también instigaban homicidios a civiles, en los lugares donde instalaban sedes.
Ecopetrol, que se vislumbraba en ese contexto como una empresa que combatía extorsionistas y guerrilleros, ejecutaba pagos a los paramilitares de la mano de sus directivos y administradores sin intermediación alguna.
Un caso particular de esta empresa, declarado en la misma sentencia, es el de Armando Montaños, encargado de seguridad de Ecopetrol en Tibú, Norte de Santander. Como lo afirma la recolección de datos del grupo de investigación de la Javeriana, Montaños colaboró directamente con Enrique Rojas, alias El gato, moviéndole armas, inclusive les dio hospedaje dentro del complejo Ecopetrol.  

Contribución voluntaria en dinero al Bloque Élmer Cárdenas

Varias empresas fueron señaladas de dar dinero con periodicidad al Bloque Élmer Cárdenas para apoyarlos directamente. En la sentencia con radicado 200883241 fueron condenados paramilitares de este bloque de las Autodefensas por más de 130 delitos cometidos entre los años 1996 y 2004, donde se destacan infamias como las masacres cometidas en La Horqueta, Cundinamarca y en Ríosucio, Chocó. Las siguientes empresas son las señaladas de apoyarlos: - Cootrasur-Occidente: los condenados afirmaron que esta empresa de transporte, durante tres años seguidos, colaboró económicamente en el departamento de Antioquia con los paramilitares de la siguiente forma:  - Maderas del Darién: también en el departamento de Antioquia, esta empresa dedicada al comercio, financió a los paramilitares durante tres años de la siguiente manera: - Puerto de Cartagena: En el departamento del Bolívar, esta empresa colaboró con el Bloque Élmer Cárdenas durante dos años con grandes sumas de dinero: - Transportes Gómez Hernández, Transportes Sierra: Las reconocidas empresas de transporte antioqueñas también financiaron con dinero a este bloque paramilitar en dos años consecutivos, cada una entregó la misma cantidad de dinero:  

¡Muchas más empresas con vínculos paramilitares!

En un allanamiento realizado en el parqueadero Padilla el día 30 de abril de 1998, se encontraron documentos que señalan importantes relaciones entre empresas reconocidas a nivel nacional con las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, además del Bloque Cacique Nutibara. En libros de contabilidad y extractos bancarios, manejados por el jefe financiero de las Autodefensas en cuestión, Jacinto Alberto Toro Soto, se registra el nombre de las empresas o, incluso, transacciones en sus propias cuentas bancarias.
Esas empresas señaladas, fueron mencionadas en siete sentencias diferentes, en donde fueron condenados personajes importantes de este mundo delictivo como Juan Fernando Chica Atehortúa. Este último hombre, desmovilizado del Bloque Cacique Nutibara, fue asesinado en un barrio de Medellín en abril del 2018.
Resulta que, una vez salió de prisión, siguió delinquiendo con la organización criminal Los Triana, quienes, a fin de cuenta, perpetraron su asesinato. Estas son las empresas mencionadas en las sentencias:
  • Granahorrar
  • Comfenalco
  • Conavi
  • Leonisa
  • Coltejer
  • Codensa
  • Empresas Varias de Medellín
  • Cadenalco
  • Lander y cia.
  • Miro Seguridad Ltda.
  • Pinturas El Cóndor
  • Almacén Tennis
  • Transportes Botero Soto
  • Servicentro ESSO Las Vegas
De igual forma, muchas otras entidades han sido señaladas por los propios paramilitares, en confesiones realizadas bajo el carácter especial de la jurisdicción de la Ley de Justicia y Paz, por tener vínculos con ellos, ayudarles voluntariamente y sustentar sus estructuras criminales. ¡Conozca más acerca de este de este tema! ¿Sabe si su empresa alguna vez ha apoyado a los grupos paramilitares? Puede ver la base de datos citada a lo largo del artículo dando clic aquí.


Comparte: