Artículo

S.O.S. internacional por nuestros líderes sociales

Ya que a las autoridades no les interesa frenar esta matanza, es hora de acudir a organismos internacionales como lo son Amnistía Internacional o la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Por Ligia Patiño - - 47147 0
S.O.S. internacional por nuestros líderes sociales

Columnista: Ligia Patiño

 

Ser líder social es un peligro —una sentencia de muerte— en varios países del mundo, principalmente en Colombia que no se escapa de este fenómeno y es un “referente internacional” pues nuestro país tiene el récord mundial de violación de los Derechos Humanos, sin mencionar que vergonzosamente es, al parecer, la nación más corrupta del mundo.

Colombia también tiene récord de amenazas al activismo social y es una vergüenza que en lo que va del 2020 ya van 35 líderes y defensores asesinados, sin contar que cientos están amenazados y han tenido que salir huyendo de sus lugares de origen para salvar sus vidas.

Este fenómeno no es reciente, vale la pena hacer un recorderis. Por ejemplo, la persecución de estudiantes, líderes y simpatizantes de izquierda en los años 60, 70 y 80, en la cual muchos fueron asesinados o desaparecidos por la fuerza pública.

En el genocidio de la Unión Patriótica, muchos líderes sociales —pertenecientes a este movimiento politico— fueron asesinados o desaparecidos. Durante el fortalecimiento de las guerrillas y los paramilitares al final de los 90, los líderes sociales volvieron a ser uno de sus principales blancos, situación que también sucedió durante la política de la Seguridad Democrática del período Uribe.

Una vez en el gobierno Santos, uno de sus “altos funcionarios” (porque en este platanal dizque sus “funcionarios” entre mas preparados, o más poder tienen, más ignorantes son), afirmó que a los líderes los asesinaban por líos de faldas.

¿Será que trabajar y defender los derechos de las comunidades, el medioambiente, la vida, se podría catalogar como “líos de faldas”? ¿Será que reclamar por las décadas de olvido estatal hacia las regiones del país son “problemas sentimentales” o “de ropa estendida”?

Tal vez es muy cierto que entes gubernamentales y fuerza pública tengan que ver con esta problemática —en complicidad con paramilitares, grupos armados ilegales, multinacionales— como sucede en el Bajo Cauca Antioqueño, el Cauca, el Norte de Santander, el Putumayo, etc.

 

A nuestros líderes los están matando, ¿y el gobierno? ¡Bien, gracias!

Los líderes y el activismo social existen porque a las naciones y a la sociedad les quedó grande proteger, defender y brindarle una mejor calidad de vida a sus ciudadanos.

Ya que ni al Gobierno, ni a la Fiscalia General —que hace unos días afirmó que el asesinato de lideres sociales son hechos aislados— ni a las autoridades les interesa frenar esta matanza, es hora de acudir a organismos internacionales como Amnistía Internacional o la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que impongan severas sanciones a Colombia.

Por otra parte, ya es hora que el congreso de los Estados Unidos investigue sobre el destino de los recursos y los equipos que le dona a Colombia, supuestamente para la lucha contra el narcotrafico y que son utilizados para hacer interceptaciones ilegales contra opositores, periodistas, líderes y otros que han criticado el nefasto gobierno DuqueUribe.

¡Ya es hora!


Comparte: